lunes, 16 de mayo de 2011

pa' que la nena no salga corriendo...

Cuando alguien te escribe cosas bonitas tú sientes la sonrisa de oreja a oreja aparecer, y en mi caso, como el único oyuelo de mi cara, se aparece como por arte de magia. Porque a veces son mágicas tus palabras para mí, así como tus besos lo son para mis labios y tus pequeños arrumacos, casi imperceptibles ciertos ratos, se vuelven de lo más sentidos.
Escribir palabras bonitas nunca me ha resultado difícil, lo difícil siempre fue cargarlas de sentido y algún que otro sentimiento, sentidos y sentimientos que tu vas aportando a mi vida cada día con mayor solidez, aunque poquito a poco, pa' que la nena no salga corriendo...

2 comentarios:

aLeCenTriKa!* dijo...

realmente bueno.
Me gusto mucho, sobre todo la parte qe explica, "poquito a poquito".

Miss Migas dijo...

Y es que cuando lees algo, poquito a poquito, la cara se va iluminando hasta que se derriten los ojitos y el pelo se electrifica. Y da un gustito dentro...


Gracias por tus consejos, seriously.

Muá