domingo, 27 de junio de 2010

No quiero que acabe


Firmaría por perderme un rato más en los huecos de tus caderas.
Escalando tus costados,
notando tus estremecimientos provocados

por mis cosquillas y... algo más.


Aceptaría volver a rodar entre tus brazos.
Que me comas a besos y que sonrías con
cada uno de mis suspiros.

Dejar caer todo mi peso sobre tu cuerpo...
Sentir como el espacio que nos separa desaparece.
Dejarte tendido en la cama y escaparme
con tu olor prendido en el pelo...

No quiero que esta locura acabe.



6 comentarios:

plinnn... dijo...

uisss la foto me recuerda cómo dejé el piso de ourense este finde!! :)
feliz día!!

hana dijo...

En esta vida queremos que no acaben algunas cosas, que continúen y se perpetúen por el bienestar que nos producen y también deseamos empezar algunas otras nuevas que amplien la continuidad de las primeras. Es la contrucción irremediable e innegable de la personalidad humana para todo aquel que se preocupa y esmera en sentir el vivir. Vivir feliz de estar presente y compartir. Hay aquel que sólo piensa en "madrecita!! que me quede como estoy".

De momento sólo trabaja la mente conmigo, no se si llegará el día que sea el cuerpo quien le ayude. Siempre he pensado que sería alucinante, y ahí me quedo, no quiero imaginar más, que sea lo que tenga que ser.

Lo bueno es sumar (+) por no decir multiplicar (x)

Stendhal dijo...

Supongo que con ese tipo de locuras todo el mundo quiere estar loco.

La amante bipolar dijo...

Locuras que no vale la pena olvidarse ni dejar aparte

alvaro dijo...

:) ^^

Mrs.Brightside dijo...

yo creo que todos buscamos perdernos de esa manera alguna vez..nos ayuda a sentirnos vivos :)