sábado, 24 de octubre de 2009

Nada...


Me asomo entre la frontera de mi piel y la de mi mente, y en ese hueco en el que se supone que deberían vagar los sentimientos... no encuentro nada. La soledad en sí, como diría Platón.
Aunque claro, de las cosas malas Platón no hablaba.
Quizás por eso nos cuesta tanto enfrentarnos a ellas...

2 comentarios:

La.vida.en.un.segundo dijo...

annaaaaa :D
q taaaaaaal tooot?
buah! feia mil que no entraba al blog ...
espero que tot et vagi genial i a veure si recibic noticies teves ^^
jojojojo
muaaaaaaaaa! (:

-Lauriitta!(*) dijo...

Las cosas poco a poco volveran a su lugar, y los momentos malos solo quedaran como algo que ha pasado, y como algo de lo que has aprendido...
te quiero!!(L)