viernes, 31 de julio de 2009

Porque sobre tu huella, va mi pie...


Creo que esto es definitivo. Al menos por ahora. Debo reconocer que ya no puedo más: cada segundo que pasa las palabras se acumulan en tropel en mi garganta, queriendo salir, queriendo decírtelo todo..

Pero no. Porque entonces te miro, y dudo de todo, hasta de si todo esto es real, a pesar de que me estás tocando.

Quiero susurrarte todo lo que los demás saben a gritos. No solo quiero comerte a besos o miradas, también quiero comerte con las palabras...

2 comentarios:

Saray dijo...

conozco tanto esa sensacion...

(LLL)

Dara Scully dijo...

Perdamos otra vez el autobús...




¡miau cantarín!