sábado, 23 de mayo de 2009

Tu piano...


Dicen que no hay nada que pueda superar el silencio, que es algo puro y perfecto. Desde hace un tiempo no estoy nada de acuerdo: cuando tus manos se posan en las teclas bicolor del instrumento rey las sensaciones fluyen etéreas, más que el silencio. Trasmites todo lo que no consigues pronunciar con palabras y consigues, no solo que mi corazón se acelere, lo cual es relativamente sencillo, sino que se pare...En circunstancias diferentes, correría un gran peligro, pero no tengo miedo, porque sé, que cuando mi corazón se para y tú me miras, ...vuelve a latir.

2 comentarios:

Eva dijo...

SIlENCIO, algo que si pronuncias, se acaba.

Dieguillo dijo...

Creo que estás en lo cierto.
Esplédido silencio.