martes, 20 de agosto de 2013

Cambios

Mucho tiempo después, las cosas cambiaron. Dos estancias en el extranjero, más hombres y menos promesas cumplidas. Miles de sonrisas, alguna que otra lagrimilla y nos reseteamos.
Porque estamos aquí, de nuevo, sola. Sin amores en los que pensar. Tan solo yo.
Egoísmo multiplicado por tres.
Y lo que me queda...

1 comentario:

Ojizarka dijo...

Es bueno tener tiempo para uno mismo. Yo lo he aprendido por las malas, pero ahora puedo decir q este tiempo me ha venido bien.
Me alegra verte de nuevo por la blogosfera. Se te echaba de menos