miércoles, 27 de abril de 2011

Y te vas dando cuenta de cómo las cosas van ganando importancia.



De cómo alguien que en un principio era interesante, ahora es más que eso, es más que alguien que te gusta. Y cada día que lo ves sonríes como una tonta, esperando sin quererlo que te diga que estás guapa porque te encanta oírlo de su boca. Adoras esa espera hasta que sus manos se enredan con tu pelo (nunca mejor dicho), hasta que sus ojos te miran embelesado, hasta que sus labios tocan los tuyos.

3 comentarios:

Ojizarka dijo...

El momento previo al beso es casi tan dulce como el propio beso :)

Anónimo dijo...

pero nada comparable al sabor q qeda tra ser besado.............
buen domingo chicas!!!!!!!!!
trébol

Anónimo dijo...

por cierto...tú sabes q es ilegal sonreir de ese modo? jejejejeje
trébol travieso