viernes, 2 de abril de 2010

Oxígeno


Oxígeno.
Aquello que da la vida.


He decidido que voy a dejar de vivir gracias al oxígeno.
Creo que con una sonrisa me das más energía que una bocanada de aire.

¿La putada?

Que el aire está siempre, tú no.
Quizás es por eso por lo que aún no he dejado el oxígeno.


Sé mi oxígeno.
Quédate

no puedes pedirme que no me engañe
que no me enganche
ya es demasiado tarde---

3 comentarios:

La amante bipolar dijo...

Y después de cada chute que dan como pueden decir que no nos enganchemos... El oxigeno es algo así como metadona, para aguantar las ganas de él

Eterna dijo...

Pero no estamos enganchados al oxígeno, somos con él.

tupperworld dijo...

Ojo con el oxigeno.....coloca!