sábado, 29 de noviembre de 2008

Tiene los ojos marrones...


Shhh...
De una forma increíble haces que no piense, y eso es dificilísimo. Haces que me duerma boca arriba cuando eso solo me pasa cuando voy borracha.
Haces que me apetezca pasar frío solo por verte cinco minutos.
Aunque no lo creas, eres como el instrumento que dominas, como un piano. Estás lleno de pequeños secretos, que poco a poco voy descrubriéndose y así se forma una preciosa melodía. Dices que no te gusta el silencio, que es violento, y quizás tengas un poco razón, porque ¿acaso ver un piano esperando a ser interpretado no es ... desesperante?
Esperas con ansias que te depara el intérprete.
Pues así estoy yo, esperando a ver que me deparas, que tienes preparado para mí, si esto lleva a alguna parte o solo es un juego de niños.
Solo sé que sea lo que sea lo voy a disfrutar al máximo, si sale algo, será magnífico, y sino, habré escuchado tocar una hermosa melodía durante el concierto...




9 comentarios:

Luismi dijo...

muy bonita metáfora ;)

ALBA dijo...

Que gran comparación. Él cómo un piano.
Me encanta

Dakko dijo...

Gran verdad con bonitas palabras.
Salu2 y pásate por mi blog cuando quieras, salu2!

saudade dijo...

Debe de sentirse el más afortunado al verse comparado con un piano, no creo que haya mejor piropo... :)

laura dijo...

me gusta el último párrafo =)
gracias x pasarte y si el momento fue magnífico jaja
un beso xikeeta!

Osa Mimosa dijo...

Hace días q t leo, y m gusta lo q escribes y como t expresas. Te seguiré, ok?
Y sobre lo q has escrito hoy, la d cosas q podemos hacer por alguién a quien queremos, lo digo x lo d pasar frío xa verle..
Un beso.

abre los ojos dijo...

Me encanta la comparación.
He leido tu perfil y buah, es increíble, me siento super identificada contigo en muchas cosas.
Te agrego y tal, asi aprendo más de ti y tus escritos que molan.

xD

Un Besote!

Ankor Inclán dijo...

Un saludo vecina... my bueno tu espacio...

aLba dijo...

grandes comparaciones ;)